Guía de hábitos saludables

En este artículo queremos compartirte 8 hábitos saludables y esenciales para que incorpores en tu día a día... esas cositas que necesitamos para aprovechar un poquito más la vida:

Hábito 1: AIRE Nuestra necesidad más básica para vivir es el aire que respiramos. Si éste no es de buena calidad nuestra salud tampoco. Se suma a esto el hecho de que solemos respirar mal, inhalando sólo hacia el pecho y exhalando poco. Aquí toman importancia las prácticas respiratorias que entrenan nuestra oxigenación completa y nuestro reflejo exhalatorio. Así que empecemos por respirar! ¿Cómo ponerlo en práctica? Incorporar una rutina breve de respiración al empezar el día. Hacer pausas esporádicas a lo largo del día para hacer 5 respiraciones profundas. Te compartimos esta serie de Pranayamas: es una lista de mini tutoriales para aprender los ejercicios de respiración básicos dentro de la práctica de Yoga.





Hábito 2: AGUA Se sabe que no podemos prescindir del agua por más de unos pocos días y sin embargo muchas de nuestras costumbres colaboran con nuestra deshidratación crónica. Saber qué nos deshidrata podría ayudarnos a invertir favorablemente la ecuación del agua que entra y la que sale de nuestro organismo. El estrés, la comida procesada o fuera de su estado natural y la falta de descanso son grandes factores de deshidratación. ¿Cómo ponerlo en práctica? Beber mínimo de 2 a 3 litros de agua diarios, de a sorbos y lejos de las comidas. recordá que el mejor momento es a la mañana. Descansar bien, meditar y comer alimentos ricos en agua colabora con tu hidratación cotidiana. Hábito 3: MOVIMIENTO Éste nos resulta casi tan imprescindible como los anteriores. Y es que nuestra especie fue diseñada para moverse en busca de comida y refugio desde los inicios, y si bien nuestra realidad cambió mucho nuestros cuerpos permanecen con las mismas necesidades. Y podemos comprobar lo fundamental del movimiento al empezar a hacer ejercicio, cuando las endorfinas (hormonas del bienestar) empiezan a producirse, la mente comienza a aclararse y nuestro metabolismo a ordenarse. A elegir la actividad que más te guste practicar y a hacer tu primer ritual semanal! ¿Cómo ponerlo en práctica? Incorporar una rutina de movimiento (caminata rápida, yoga, natación, pilates, calistenia, entrenamiento funcional, baile, bicicleta como transporte, entre otros) de 2 a 3 veces por semana te va a dar más energía y buen humor de la que nunca imaginaste! Adoptar la posición de cuclillas para ir al baño es un excelente ejercicio para favorecer la correcta evacuación del cuerpo. ¡AQUÍ TE REGALAMOS UNA GUÍA CON CLASES GRATUITAS!

Para que empieces a moverte ya mismo :)



Hábito 4: DESCANSO Y como todo debe tender al equilibrio, así como necesitamos el movimiento también nos resulta fundamental descansar. Nuestro cuerpo descansa durmiendo a buenas horas (desde las 22 hs en promedio ya le es necesario dormir), mientras que nuestra mente descansa meditando también. Incluir un segundo ritualito de 10 minutos mínimos de meditación todas las mañanas van a generar cambios poderosísimos en tu día a día. ¿Cómo ponerlo en práctica?

  • Dormir entre las 22.30 y mínimo las 6.30 o la hora en la que naturalmente despiertes. Acostarse temprano puede ayudar a reducir las terribles alarmas matinales que sólo estresan nuestro sistema nervioso.

  • Descanso digestivo: Intentar que tu primera comida sea después de las 12 hs, o al menos darte 2 a 3 hs después de levantarte antes de comer. Y que la última sea máximo a las 20.30 hs.

  • Apagar o desconectar (activar el modo avión) dispositivos un rato antes de irte a dormir. Y evitar usarlos en la cama, así como también las luces fuertes y pantallas brillantes al bajar el sol.

  • Meditar al menos 10 minutos diarios es el mejor descanso que tu organismo y mente pueden tener, además de un sinnúmero de beneficios que vas a ir comprobando en tu experiencia.



Hábito 5: ALIMENTO Gran parte de nuestra energía vital está dada por la calidad de comida que ingerimos y principalmente por la manera en la que lo hacemos (nivel de coherencia). Elegir una alimentación basada en frutas y verduras coloridas, llenas de vida nos aporta todo lo que necesitamos. Aquí una breve orientación propuesta para tener más presente nuestras necesidades fisiológicas a la hora de comer y así poder ir limpiando adicciones y aumentando los niveles de energía y bienestar.


¿Cómo ponerlo en práctica?

  • Respetar tu propio biorritmo: de 12.00 a 20.00 hs es el momento para comer, de 20.00 a 4.00 hs es el momento de asimilación y de 4.00 a 12.00 hs es el momento de eliminación. Durante estos dos últimos intervalos es ideal que no ingresen alimentos al cuerpo para que éste pueda llevar adelante esos procesos fundamentales.

  • Desayuno: Al despertar el mejor alimento es el agua. El desayuno no es recomendable ya que impide al cuerpo eliminar todos los residuos procesados durante la noche. Que la primera ingesta del día sea después de 2 a 3 horas de haber despertado.

  • Incorporar más frutas.

  • Priorizar la elaboración casera y/ o la compra de productos artesanales ofrecidos en dietéticas.

  • Simplificar: Evitar las combinaciones excesivas.

Hábito 6: NATURALEZA Como es adentro es afuera. Recordá que para permanecer en un estado interno de calma y alegría necesitamos estar en contacto con el mundo natural del que vinimos. Éste nos ayuda a armonizar nuestras frecuencias, bajar los niveles de estrés y hasta ayudarnos a sintetizar algunas vitaminas y minerales esenciales para nuestro correcto funcionamiento.


¿Cómo ponerlo en práctica?

  • Exposición solar: siempre en horarios saludables, antes de las 10 hs y después de las 16 hs.

  • Poné los pies en la tierra, así vas a garantizar un mayor equilibrio químico, térmico, fisiológico y emocional en todo tu organismo.

  • Evitá los productos químicos: si no sos capaz de comerlo, no lo pongas en tu piel. Procurá ir eliminando todo producto de higiene que contenga químicos, gluten o minerales tóxicos.

Hábito 7: AMOR Y CONEXIÓN No olvidemos nuestro mayor alimento, ese por el cual hacemos todo lo que hacemos. Detrás de cada conducta adictiva o hiriente hacia nosotros mismos o el otro, hay una necesidad de amor que debe ser satisfecha. Sigamos abiertos a dar y recibir amor en todas sus formas. ¿Cómo ponerlo en práctica? Dar ese abrazo que sabés necesario, sin miedo al rechazo, por el simple y enorme regalo de poder dar y expresar amor. Aquí una importante charla sobre esto: El Poder de la Vulnerabilidad Hábito 8: SIGNIFICANCIA Y PROPÓSITO Reforzamos aquí que todo lo que hacemos tiene el máximo sentido de experimentar amor y que una de las formas de lograrlo es dar nuestro tiempo y presencia desinteresadamente a quien lo necesita (sin forzarlo, cuando surge , surge). ¿Cómo ponerlo en práctica? Empezar por darnos esto a nosotros mismos todos los días, en un abrazo, en un mimo al despertar, en palabras más compasivas y amables, en auto respeto y escucha. Así pronto va a ir desbordando desde nosotros hacia todas las personas que nos rodean. Deseamos que puedas incorporar estos hábitos en tu día a día y te ayuden a permanecer en nuestro estado natural de salud para disfrutar aún más el día a día.



37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo