YOGA A CIEGAS

 

Una invitación a profundiar en vos y en tu práctica a través de un enfoque sensorial diferente. 

¿Qué pasa cuando cerrás los ojos? ¿Cuánto podés ver sin necesidad de recurrir al sentido de la vista?

Esta clase especial es apta para todos los estadios de práctica. Haremos secuencias guiadas de Hatha y Flow, fáciles de seguir con los ojos vendados. ¿Te animás?

 

SÁBADO 27 DE MARZO  ·  10 a 12 hs (hora arg)

 

MODALIDAD ONLINE Y PRESENCIAL

Asistencia presencial:

- Cupo máximo 13 personas.

- Asistí con tu propio yogamat, barbijo (nos lo sacamos para practicar) y botella de agua.

Asistencia virtual:

- Cupo ilimitado.

- Conectamos vía Zoom, te enviaremos los datos de acceso 24 hs antes.

 

 

RESERVAS

Descuento hasta el 13 de Marzo

Argentina:  $700  |  Después  $1000

Resto del Mundo:   U$S15  |  Después U$S25 

 

 

Reservas tu lugar enviando lo siguientes datos:
- Nombre completo,
- DNI o CUIT:
- Mail:
-  Celular:
- Comprobante de pago
 
Podés abonar de las siguientes formas:

ARGENTINA

- Transferencia bancaria al CBU: 0070024530004014666899

- Vía Mercado Pago (click en Comprar) con débito o crédito

 

RESTO DEL MUNDO

- Vía transferencia bancaria a la siguiente cuenta:

Banco: First Century Bank

Dirección: 525 Federal Street Bluefield, WV–Bluefield, USA

Nº de cuenta: 4020902094119

Nº de enrutamiento de ABA: 061120084

Tipo de cuenta: CHECKING

Beneficiario: Yoga Tierra
 
VAS A NECESITAR: un yoga mat o similar, buena conexión a wi fi, ropa cómoda, toalla de mano, agua y mucho entusiasmo!

YOGA A CIEGAS

$1.000,00 Precio
$700,00Precio de oferta
  • Se harán reintegros de reservas hasta 1 semana antes del evento y por motivos justificados.

. YOGATIERRA . VOLVÉ A TU CUERPO .

  • iconfinder_whatsapp_1217136
  • iconfinder_instagram_circle_gray_107138.
  • iconfinder_email_272432
  • iconfinder_facebook_circle_gray_107140
  • iconfinder_youtube_circle_gray_107133

Copyright 2021 | 2018 sitio diseñado por @yoga_tierra y @soytusecretariavirtual | Fotografía: Isolda Guzmán, Eugenia Romero y Ludmila Albor